2015年6月26日 星期五

傳道人該有的權利和責任

 


哥林多前書第九章

 

從哥林多書我們可以看出哥林多教會的信徒不但屬肉體,也常質疑使徒保羅,對他不太友善。但藉此書信卻也讓我們學習到很多教導。一個真正屬靈、主的工人,像使徒保羅一樣,尚且被人質疑。反觀今天許多屬肉體的信徒對主的工人並不友善,不應感到奇怪。主的僕人應知道自己是受主所託付,雖受人的察驗,但重要的是受神的察驗。
 
權利:為主傳福音作工的人,有權利享受教會財物的供應。主耶穌在馬太福音十:10也說,『工人得飲食,是應當的。』傳道人也有權利娶信主的姊妹為妻。另外這裏林前九章六節的『不作工』不是指事奉主的工作,而是指以勞力維持生計的工作。主工人的三種權利都與我們的身體有關:吃喝、娶妻、和不作工;主看顧我們的身體,為著使我們能服事祂的身體,即教會。一邊事奉,一邊享受豐滿的基督。這是慈愛的神對所有服事祂者的命定。凡是在主的工作中,只有付出,沒有收獲;只有勞苦,沒有享受的,這個人就有是否適任的問題或這項工作是否適當的問題。
 
責任:傳道人傳福音因為是自己選擇回應 神的託付,就當甘心。傳福音一事,在他並沒有甚麼可誇的,是他該盡的責任。若不甘心,不傳福音,便是違背神的命令。一個甘心為傳福音出錢出力的人,乃是把他的財寶存積在天上,越積越多。傳道人的主人是主耶穌基督,並不受命於任何人。應效法使徒保羅甘心放棄他的自由,來作服事眾人的奴僕。目的就是為得著更多的人。主耶穌來是要服事人,不是要受人的服事;祂服事人不要代價,是我們最崇高的服事表現。使徒保羅受到神所要賜給他那榮耀獎賞的吸引,願意如此犧牲、奮鬥。就如同賽跑者為要贏得比賽,須全力以赴一樣,信徒在人生的道路上也應當如此竭力奔跑。我們基督徒做任何事都要有目標,都要向著標竿,才不至於枉費功夫。傳道人若只傳揚卻不力行,言行不一,生活隨便,不節制,就會陷入『反被棄絕』的危機。
 
總結來說:一間教會的信徒應能為傳道人設想,體貼他,並供應物資生活所需;傳道人也因愛主的緣故,不去計較物資,甚至更願意愛這些人,供應屬靈生活所需。大家互相因著愛人的緣故,為了別人的利益而放棄自己的權利。這樣健康的教會必定是蒙主賜福,充滿見證的教會。到後來,大家通通有獎,得神榮耀的獎賞,這麼美好的事,何樂而不為呢?
 
林見興長老
 

 

 

Derechos y obligaciones de los predicadores

1 Corintios 9

 

A partir de la lectura del libro de Primera de Corintios, podemos observar que la iglesia de Corintios no sólo era carnal sino que también cuestionaba constantemente al apóstol Pablo y no eran amigables con él. Sin embargo, gracias a esta situación, nos permitió aprender muchas lecciones valiosas. Una persona espiritual, obrero de Dios, como el apóstol Pablo era, fue constantemente cuestionado durante su servicio. Así mismo, hoy en día encontramos a personas carnales que tampoco son amigables con siervos de Dios, y esto no debería de sorprendernos. Un obrero de Dios, debe saber con seguridad que fue llamado por El, y que a pesar de que muchas veces será examinado por otras personas, es el examen de Dios al que deberá verdaderamente rendir cuenta. 

 

DERECHOS: todo predicador, tiene derecho a gozar del beneficio material provisto por la iglesia. Jesucristo en San Mateo 10:10 afirma:”porque el obrero es digno de su alimento.” Otro derecho que tiene todo predicador, es contraer matrimonio con una hermana en Cristo. Por último, cuando en el versículo 6 se menciona sobre “no trabajar” no se refiere a no hacer servicio a Dios, sino a hacer trabajos del mundo para poder mantenerse economicamente. Los tres derechos atribuidos a los predicadores, tienen relación directa con las necesidades físicas: comer, contraer matrimonio, y no trabajar. El Señor cuida de nuestro cuerpo, para que podamos servir a Su cuerpo, la iglesia. Servirle por un lado y por el otro gozar de la abundancia de Cristo. Esta es la orden de nuestro Dios amoroso para todo predicador. Por el contrario, si un obrero en servicio solo entrega pero no cosecha nada; solo trabaja incansablemente pero no disfruta, entonces tal vez esta persona está en lugar equivocado o la obra que intenta hacer necesita ser revisado. 

 

OBLIGACIONES: Como un predicador eligió personalmente corresponder al llamado de Dios en la evangelización, debería hacerlo gozoso y voluntariamente. El evangelizar no debería ser algo por el cual se enorgullezca sino que es una responsabilidad que está obligado a cumplir. Si en cambio no lo hiciera con alegría, o no desea compartir con otros acerca del evangelio, entonces estaría faltando a la orden de Dios. Una persona que gozosamente invierte sus esfuerzos y dinero en la obra de Dios, es como aquel que coloca sus riquezas en el Cielo, en donde cada vez se acumula más y más. El “patrón” de los predicadores es Jesucristo mismo, no es consagrado por persona alguna. Cristo vino al mundo para servir al hombre, y no para ser servido, Su servicio fue desinteresado, el modelo perfecto de servicio. El apóstol Pablo fue atraído por la recompensa que Dios prometió y por esto, estaba dispuesto a sufrir y luchar por la causa. Al igual que todo competidor se esfuerza y lo da todo para ganar la carrera. Así mismo, debería ser la actitud de todo cristiano en este camino de la vida, debemos correr hacia la meta. Como cristianos cada una de las cosas que hacemos, deberíamos hacerlas con propósito, tener una meta, para que nuestros esfuerzos no caigan en sacos rotos. Si un predicador solo predica pero no practica lo que enseña, o sea que sus palabras no concuerdan con sus acciones, su vida es desprolija, no tiene dominio propio, entonces estará en peligro de “ser eliminado”(v.27) 

 

En conclusion, una iglesia debe ser sensible con su predicador, ser considerado con él, e incluso satisfacerle de las necesidades económicas, así como el obrero de Dios, por amor al Señor, no entrar en disputa por lo economico sino amar más aún a su congregación y proveerles de la necesidad espiritual. Todos por amor a su prójimo, velar por el beneficio del otro por encima del propio. Así será una iglesia sana, bendecida por Dios y llena de testimonios. Es una ecuación en donde todos ganan, y obtener la gloriosa recompense de Dios, algo tan bueno como eso, porqué no hacerlo no? 

 

Presb. Timoteo Lin

阿根廷活水教會 發表在 痞客邦 留言(0) 人氣()