2015年3月8日 星期日

唯獨恩典

 


約翰福音第五章1~15節

 

 
誰說主只醫治有信心的人啊!在耶路撒冷城裡畢士大池子旁,不是躺臥著一位病了卅八年的癱子嗎?一生等待著這樣的傳說:「有天使按時來攪動池水,水動之後,誰先下去,無論害什麼病就痊癒了。」卻因行動不便,而逐漸失去康復的盼望。
 
耶穌沒有因這人缺乏信心而限制祂醫治的大能與意願。祂主動靠近、主動挑戰詢問是否願意得痊癒,甚至在沒有聽到應該有的信心回應時,耶穌仍然憐憫主動醫治,命令這人起來行走。
 
這不像是以西結書十六章裡所描述,耶和華對以色列選民的愛嗎?遠遠超越父母的愛,雖這族類的緣起沒有好的身世、沒有任何可憐愛的因素,如同那被扔在田野裡,沒有人想多看一眼的女棄嬰一樣,遭人厭惡。在這毫無盼望的情形下,唯獨耶和華憐憫她、拯救她、撫養她。
 
又正如基督的教會一般。在本身不具配得的條件與價值的情況下,無力回應主的愛時,基督就已先愛教會,為教會捨己(弗五22~33)。
 
你我所受的不是我們所配得的。就算是以信接受基督的福音,這信也是必在基督主動的救恩裡、在聖靈的重生裡所產生的。並非要忽略信心的重要性,只是強調救恩是出於耶和華,一切都是恩典!
 
更加要注意,耶穌所提醒的,是你我永遠無法迴避的責任:「你已經痊癒了,不要再犯罪,恐怕你遭遇的更加利害。」
 
何仁豪牧師

Sólo gracia

Juan 5:1~15

 

¿Quién dijo que el Señor sólo sana a los que tienen fe? En Jerusalén, ¿no yacía junto al estanque de Betesda una persona que se encontraba enferma hacía treinta y ocho años? Durante toda su vida esperó que la leyenda “Un ángel descendía de tiempo en tiempo al estanque, y agitaba el agua; y el que primero descendía al estanque después del movimiento del agua, quedaba sano de cualquier enfermedad que tuviese” aconteciera en su vida, pero tenía dificultades para desplazarse, lentamente perdió las esperanzas de ser sanado.

 

La falta de fe de este hombre no fue motivo para que Jesús restringiera su voluntad y su gran poder de sanación. Él tomó la iniciativa de acercársele y desafiarlo al cuestionarle si quería ser sanado, e incluso ante la falta de una respuesta de fe, Jesús igualmente se apiadó y espontánemaente lo curó y le ordenó al hombre levantarse y andar.

 

¿No se asemeja este relato a la descripción del capítulo 16 de Ezequiel en cuanto al amor de Jehová para con el pueblo elegido de Israel? Supera con creces al amor de los padres, pues pese a que los orígenes de esta nación eran carentes de un buen linaje, y que no tenía ningún mérito para recibir afecto, cual beba abandonada en medio del campo a la quien nadie quería siquiera echarle un vistazo de más y resultaba aborrecible, ante esta situación desesperanzada, sólo Jehová tuvo misericordia de ella, la salvó y la crió.

 

También es equiparable a la Iglesia de Cristo. Siendo ésta aún insuficiente por sí misma de ser digna, tanto en condiciones como en valor, y estando carente de fuerzas para responder al amor del Señor, Cristo ya había amado a la Iglesia, y se había dado a sí mismo por ella (Efesios 5: 22-33).

 

Lo que tú y yo hemos recibido no nos ha sucedido por ser dignos. Aún cuando recibimos el evangelio de Cristo mediante la fe, esta fe surge de la salvación cuya iniciativa tuvo Cristo y del renacer en el Espíritu Santo. No se pretende soslayar la importancia de la fe, sino que se enfatiza que la salvación proviene de Jehová ¡y que todo es por gracia!

 

A lo que debemos atender aún más es a la advertencia de Jesús, responsabilidad de la que nunca podremos escabullirnos: “Mira, ya has quedado sano. No vuelvas a pecar, no sea que te ocurra algo peor.”

 

Pr. Felipe Ho

    全站熱搜

    阿根廷活水教會 發表在 痞客邦 留言(0) 人氣()