2015年7月14日 星期二

帶出歡喜的憂愁

 


哥林多後書第七章2~16節

 

第七章是如此開頭的:「親愛的弟兄啊,我們既有這等應許,就當潔淨自己,除去身體靈魂一切的污穢,敬畏 神,得以成聖。」
 
如何「得以成聖」呢?首先,得敬畏 神。那何謂「敬畏 神」呢?是尊重主為我們生命的主宰,不願得罪祂,並在祂的主權前謙卑低下自己。要成聖,接下來得除去身體靈魂一切的污穢;會讓我們污穢的是罪,所以我們得將罪清理除去,如此朝「得聖」是更進一步了。有思想、情感、行為及疏忽的罪。
 
使徒保羅在2~4節裡面提到一些值得我們效法的特質:
  • 未曾傷害或虧負誰。
  • 未曾敗壞誰,或帶人走不義之路,或將惡念灌輸給別人。
  • 不定別人的罪
  • 以清潔的心真誠愛別人
  • 直率,真誠對待
  • 曉得安慰人
  • 在患難中追求主的喜樂
 
第10節叫我們知道有時 神允許我們處於憂愁。我跟大多數人一樣,皆經歷過很大的憂愁;會如此,大部分是自己引起的,是因為所做出的一些錯誤的決擇所致。如果我們能因這些錯誤和憂傷,更謹慎思考,並且接受主的智慧勸告,或許就能意識到自身的錯,而不將自己放置在「受害者」的角色。如我們是有智慧的人,將曉得承認自己的錯,並真心悔改。
 
對許多事我們需要認錯悔改,但絕對不包括「接受救恩」這件事。接受主耶穌基督是我們生命中最重要、最美好的事,他為了失喪的靈魂開啟了無限的機會。對於救贖,對於我們跟耶穌基督說:「我願意」,並接受 神的話那一天開始,我們就必須緊緊抓住祂,永遠不放手。其他關於:家庭、夫妻、物質及經濟的擔憂、未實現的夢想、受到的傷害、誘惑、軟弱、等,都是屬於我們需要靠主恩典去努力的部分。 神要擦亮、造就、潔淨、塑造我們,有時祂會透過痛苦來達成,就如經上所述:「依著 神的意思憂愁,就生出沒有後悔的懊悔來,以致得救」。不要和 神對立,或與祂搏鬥,而是降服在祂面前,讓祂藉著這「憂愁」帶出美麗的果實,讓我們能成為更好的人,更好的基督徒,並且更喜樂。
 
具體行動:「後悔」這詞有時是非常難以接受的,也因為曝光度太高讓我們忘記了它的真正涵意,並將之濃縮解釋為:感覺作錯了,然後哭一場…但是,它的意思是比這個解釋更深的。就如我們去看醫生,之後醫生請我們去照一張掃描或X光片。報告會讓我們看到身體裡的骨頭或器官的狀況,「後悔」就是讓我們直接清楚看見自己的內心,沒有拐彎抹角,亦沒有輕聲細語。那裡有癌細胞,那有骨頭斷裂;那裡嫉妒、驕傲,或我們其他的罪過。就算會痛,但必需接受我們的錯, 神就會去動工修正它。
 
Marcelo Morales 牧師
 

 

 

La tristeza que nos lleva a la felicidad

2 Corintios 7:2~16

 

Comienza el capítulo 7 con estas palabras: “Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios”. 

 

¿Cómo se perfecciona la santidad? En primer lugar teniendo temor de Dios. ¿Qué es el temor de Dios? Es la virtud consistente en respetar al Señor como el Dueño de nuestra vida, no querer ofenderle y ser humilde ante Su soberanía. ¿Cómo se perfecciona la santidad entonces? En segundo lugar limpiándonos de toda cosa que nos contamine, tanto física como espiritualmente. Lo que nos contamina es pecado. Limpiémonos, pues, del pecado, y así aumentaremos en santidad. Hay pecados de pensamiento, de sentimiento, de obra y de omisión. 

 

Las virtudes que aquí exhibe el apóstol Pablo en los Vs 2 al 4, son dignas de imitarse:
  • A nadie ofender o agraviar.
  • A nadie corromper o llevar por un mal camino, poniendo ideas negativas en su mente.
  • No condenar al prójimo, haciendo juicios tajantes.
  • Amar sinceramente, con un corazón limpio y abierto.
  • Ser franco, directo.
  • Estar lleno de consolación para con uno y el prójimo.
  • Encontrar el gozo del Señor cuando se está en tribulaciones.

 

Y en el Vs 10 nos hace pensar que a veces Dios permite que tengamos tristezas. Yo las he tenido, y fuertes, como casi todo el mundo. La gran parte de las veces esas tristezas son nuestra responsabilidad, por malas determinaciones tomadas en la vida. Si somos reflexivos, si pensamos en lo malo o triste que nos sucede, y estamos abiertos a la voz sabia del Señor, es probable que nos percatemos de nuestros errores y no tomemos una posición de víctimas de los demás o víctimas del diablo. Si somos sabios, sabremos reconocer nuestros yerros y arrepentirnos. 

 

De muchas cosas necesitamos arrepentirnos, menos de la salvación. Haber aceptado al Señor Jesucristo es lo mejor que nos pudo pasar en la vida, pues abrió todo un mundo de posibilidades para el alma y el espíritu. De la salvación, de ese día en que dijimos sí a Jesucristo, del bendito día en que creímos a la Palabra de Dios, necesitamos tomarnos y jamás soltarnos. En cambio de todas estas otras cosas que batallan en nuestro interior como las malas determinaciones, los desencuentros con la familia o la pareja, las preocupaciones materiales y financieras, los sueños incumplidos, las ofensas, las tentaciones, las debilidades personales, todo aquello es para “trabajarlo”. Dios quiere pulirnos, capacitarnos, limpiarnos, modelarnos. Para ello usa el dolor “la tristeza que es según Dios produce arrepentimiento para salvación”. No le hagamos frente a Dios, no luchemos con Él sino que rindámonos y permitamos que esa “tristeza” produzca su fruto en nosotros, para ser mejores personas, mejores cristianos y más felices. 

 

PASOS DE ACCION: La palabra arrepentimiento a veces nos es difícil de aceptar. De tan usada se ha vuelto incomprensible. La hemos reducido a sentirse culpable y llorar, pero es algo más que eso. Como cuando vamos al médico y éste nos manda a hacernos un escáner o radiografía, así es el arrepentimiento. La placa nos mostrará la condición interior de huesos y órganos. El arrepentimiento es mirar nuestra interioridad claramente, sin rodeos ni suavidades. Allí está el cáncer o el hueso roto, allí está la envidia, el orgullo o cual sea nuestro pecado. Aceptémoslo, aunque nos duela, y Dios hará lo demás. 

 

Pr. Marcelo Morales

阿根廷活水教會 發表在 痞客邦 留言(0) 人氣()