2016十一月2日 民數記第十九~廿章

 

脾氣的試煉

Flavio Calvo 牧師

 

出埃及記第廿章是聖經中最悲哀的經節之一。這裡我們可以透過兩件事清楚地看到人的墮落與卑劣。

 

第一件是以色列人民那不停的怨言,他們真的很愛發牢騷!我們可以看見 神一直在他們當中行神跡;把他們從埃及人手中解放出來,要把他們帶入那流奶與蜜之地;在白天,有雲彩帶領他們,而在夜晚,有火柱;在他們饑餓的時候,有嗎哪從天而降;在他們厭煩了嗎哪的時候,又有鵪鶉如雨滴般落下。神 一直與他們同在,但儘管見證了那麼多神跡,他們還是沒能有所領悟——遇到一點困難就開始發怨。每次 神都要行新的神跡來讓他們重新認識到祂的權柄,從而能夠安心舒逸。

而另一邊,摩西則要邊忍受著以色列人的怨言,邊帶領眾人前進,他們還把一切的錯誤都歸咎在摩西頭上。這次, 神要求摩西在眾人面前吩咐磐石發出水來,但摩西沒能控制住自己的脾氣,以至沒有按照 神要求的,而是懷著怒氣,帶著對這人民的厭煩,擊打了磐石。 神一樣行了神跡,但從那時之後,摩西和以色列人民再也不一樣了。會眾因著他們的怨言失去了他們的領袖,而摩西,因著不應該的脾氣失去了進入應許之地的機會。

 

有多少次因著缺少耐心、不知道如何等待、不曉得如何忍耐,從而失去了 神原想賜下的祝福。即使我們是領袖,仍要時刻警惕,我們的脾氣隨時隨地都在被考驗著。

 

 

 

 

02.11.2016 Números 19 y 20

 

Prueba de carácter

Pr. Flavio Calvo

 

Éxodo 20 es uno de los pasajes más tristes de la Biblia. Dónde se puede ver la bajeza y la decadencia del hombre con total claridad. Dos cosas muy feas pasaron en esta historia.

 

La primera es la queja constante e insoportable que hacía continuamente el pueblo de Israel. ¡Qué gente quejosa! Fíjense que Dios hacía constantemente milagros para ellos. Los había sacado de un pueblo opresor dónde habían sido esclavizados, les había dado libertad. Los estaba llevando a la tierra que fluye leche y miel. Ellos pudieron ver grandes milagros, Una columna de humo que los guiaba durante el día, una columna de fuego que los guiaba durante la noche, ante el hambre cayó pan del cielo, cuando se cansaron del pan les llovían codornices, tenían la presencia de Dios en medio de ellos. Aun así, viendo tantos milagros constantes a su alrededor no aprendieron. Y ante la primer dificultad por mínima que sea se quejaban. Dios tuvo que mandar a hacer un nuevo milagro para que esta gente nuevamente viera su poder y se conformara y aplacara.

 

Por otro lado está Moisés, quien tiene que llevar a este pueblo adelante, aguantar sus quejas, soportar los reclamos, estar de nuevo en una situación dónde le echan a él la culpa de todo. Ante esto le llega la orden de Dios de escucharlos y pedirle a la piedra que les de agua delante de ellos. Pero Moisés esta vez no pudo controlar su carácter. En vez de hablar con la piedra la golpeó con furia, con enojo, con toda la bronca que tenía ante este pueblo quejoso. Dios hizo el milagro, pero desde este momento ni Moisés ni el pueblo fueron los mismos. El pueblo por sus quejas perdió a su líder. Moisés por no demostrar un carácter apropiado perdió su oportunidad de entrar en la tierra prometida.

 

Cuantas veces por falta de paciencia, por no saber esperar, por no querer soportar más, se pierden las bendiciones que Dios quiere dar. Aunque seamos los mayores de los líderes no debemos bajar la guardia, nuestro carácter es probado en todo momento.

 

    全站熱搜

    阿根廷活水教會 發表在 痞客邦 留言(0) 人氣()