2015年9月30日 星期三

流沙

 


詩篇第六十九篇1~18節

 

詩人就如陷入流沙中,每一個動作都會使他陷的更深,而且不能靠自己脫離這個狀況。他正在沉陷時向 神呼求著:「求祢聆聽我」、「求祢搭救我,叫我不至淹沒在其中」、「求祢應允」、「求祢救我」。在當下,他只能靠外在的幫助,無法自行脫離困境。
 
但是外邊的人卻眼睜睜的看著他受苦,看著他陷得更深,卻不搭救、不幫助,甚至譏笑他。作者這時承認,拯救唯獨來自 神,所以再次向祂呼求。
 
我們或許會經歷數不清的困境,如同陷入流沙的感覺;但是, 神也會有數不清的次數隨時準備伸手搭救我們。祂永遠不會拋棄或忘記我們。能夠看清這一點實在非常重要,因為我們救不了自己,救贖單單來自於 神。
 
我有一位好朋友住在巴西,有一回他拜託我接待一對他的好友夫妻。我的責任是在機場等候、將他們帶到旅館,並在某個時間帶他們認識這個城市。將他們安頓好的隔天,我帶著他們逛布宜諾斯艾利斯並去一間餐廳吃午餐;結帳時他們說這一頓要請我,便叫了服務生,但是要付錢時他們卻沒辦法做到,因為他們沒有身上沒有阿幣只有巴西的錢,而那個餐廳又只接受阿幣。
 
我們時常處在同樣的情況下,想要用行不通的貨幣付款。尤其是我們屬靈的關係上,往往想要以好的行為「購買」救贖,但事實上, 神並不需要我們為救贖做些什麼,是祂的恩典救贖我們。我們不能自己拯救自己,我們需要承認主權、權柄及救贖僅僅從 神而來。
 
Flavio Calvo 牧師
 

 

Las arenas movedizas

Salmo 69:1~18

 

Pareciera que el salmista cayó en arenas movedizas, que a cada movimiento se hunde más y que no puede salir por sí mismo de esta situación. Mientras se hunde clama a Dios y dice “escúchame”, “No permitas que me hunda”, “respóndeme”, “sálvame”. Él solo podía ser salvado por alguien de afuera, no podía él mismo salir de esa situación. 

 

Lo peor es que otros veían su sufrir, veían que se hundía, pero no lo salvaban, no lo ayudaban, solo se burlaban de él. El escritor entonces reconoce que solo de Dios puede venir la salvación y nuevamente clama a él. 

 

Podemos pasar por mil y una situaciones de desesperación y sensación de estar hundiéndonos, pero mil y una veces Dios va a estar ahí para ayudarnos. Dios nunca, nunca nos va a dejar de lado ni se va a olvidar de nosotros. Es importante reconocer esto, porque no podemos salvarnos por nosotros mismo, nuestra salvación siempre depende de Dios. 

 

Tengo una muy buen amigo mío que vive en Brasil y él una vez me pidió que reciba a un matrimonio amigo de él. Mi tarea era esperarlos en el aeropuerto y llevarlos hasta el lugar dónde se iban a hospedar y en otro momento llevarlos a conocer la ciudad. Al día siguiente de dejarlos en el hotel los fui a buscar, recorrimos Buenos Aires y luego fuimos a comer a un restaurante. A la hora de pagar ellos me dijeron que querían invitarme esa comida y llamaron al mozo para pedir la cuenta. Cuando quisieron pagar no pudieron hacerlo, ya que solo tenían reales y no habían hecho el cambio por pesos. El restaurante solo aceptaba moneda argentina. 

 

Muchas veces nosotros estamos en la misma situación, queremos pagar con una moneda que no corresponde. En especial en nuestras transacciones espirituales, queremos pagar nuestra salvación con buenas obras, con “hacer” para ser salvos. La realidad es que Dios no quiere que hagamos nada para ser salvos, él nos salva por gracia. No podemos salvarnos por nosotros mismo, tenemos que reconocer la soberanía, el poder y la salvación que solo pueden venir de nuestro Dios. 

 

Pr. Flavio Calvo

    全站熱搜

    阿根廷活水教會 發表在 痞客邦 留言(0) 人氣()