2015年7月29日 星期三

對比

 


詩篇第九篇

 

此篇說明尋求及稱謝 神的人與敵對祂的惡人之間的差別;並且很清楚明瞭的讓我們看見兩者的結果:前者受 神保守及看顧,後者則通往滅亡。
 
這一篇就如同滿有寶物的珠寶箱一般,裡面的經節充滿著給追隨主的你我之應許。告訴我們主是軟弱者的避難所及高臺、是受冤者的復仇者、並且祂不忘記窮乏及困苦人的哀求。
 
這些應許是要讓我們抓住及體驗每一句 神說過的話必實現;可是許多時候我們會懷疑、不相信,並處在半信半疑之中。如羅馬書八章32節所說:「神既不愛惜自己的兒子,為我們眾人捨了,豈不也把萬物和他一同白白的賜給我們麼?」我們得相信,祂的應許必不落空。
 
有一位年輕人得搭船到一個新的國家,因為在那裡有家人和新的工作等候他。他花了很多時間籌到錢來買昂貴的船票;但,這是一趟遙遠的旅行,因此擔憂著搭船期間該如何果腹,所以買了好幾公斤的麵包放在行李箱裡。時間久了,麵包漸漸的變硬,他也只能坐在船艙裡吃著發硬的麵包來填飽肚子。船長發覺從來沒看過這位乘客出現在飯廳過,之後在客艙裡找到他,問他說為何不曾到飯廳飲食,年輕人回答說因為沒有足夠的錢可以到那買食物。船長很訝異也非常傷心聽到這個答覆,著急的對他解釋:「三餐已包括在船票裡啊!」
 
多少次我們無知的乞討已擁有的東西,多少次向 神哭求著祂已賜下的承諾。當記得:神的應許必不落空,祂的承諾必定成就;單單要走在信心之路,知道不必重複付上代價得著祂已經因恩典給予你我的一切。
 
Flavio Calvo 牧師
 

 

Contrastes

Salmo 9

 

Este Salmo muestra la diferencia entre las personas que buscan y alaban a Dios, y las personas que son malvadas, de los que son enemigos de Dios. Es interesante observar como son claras las consecuencias para cada uno, mientras que los primeros son guardados y cuidados por Dios, los segundos son destruidos. 

 

Este salmo es un cofre lleno de tesoros, una porción bíblica llena de promesas para los seguidores del Señor. Habla de que él es refugio y baluarte de los débiles, él es vengador de los inocentes, él no pasa por alto el clamor de los que sufren, él no se olvida del pobre y del necesitado. 

 

Estas promesas son para que podamos tomarlas y vivirlas, muchas veces dudamos o no confiamos en lo que Dios puede hacer por nosotros. Muchas veces estamos en la mediocridad cuando Dios, quiere darnos lo mejor. Dios quiere cumplir todas estas promesas. Dice Romanos 8:32 que si Dios fue tan grande de entregar hasta a su propio hijo por nosotros, él está dispuesto a cumplir sus promesas. 

 

Un hombre había comprado un pasaje en barco, ya que necesitaba reencontrarse con su familia en su nueva tierra, dónde también lo esperaba un nuevo trabajo, solo que le costó bastante conseguir el dinero del pasaje, y como el viaje era largo, no sabía cómo alimentarse. Compró kilos de pan y los llevó en su equipaje. Durante el viaje el pan se fue endureciendo y él se sentaba en su camarote comiendo pan duro, intentando alimentarse de eso. Al capitán del barco le llamó la atención nunca verlo en el salón comedor, y al buscarlo en su camarote lo encontró comiendo un pan durísimo. Al cuestionar a este hombre, el joven le contó que no tenía dinero suficiente para comprar comida. El capitán se puso muy triste de que esta persona hubiera sufrido tanto y le explicó: ¡La comida venía incluida con el pasaje! 

 

Muchas veces mendigamos lo que ya tenemos, muchas veces rogamos y lloramos por lo que Dios ya nos dio. Sus promesas no son en vano, sus promesas se cumplen. Solo que muchas veces debemos caminar en la fe de que no debemos pagar por lo que ya tenemos por gracia. 

 

Pr. Flavio Calvo

阿根廷活水教會 發表在 痞客邦 留言(0) 人氣()