2015年7月7日 星期二

務要堅固,不可搖動

 


哥林多前書第十五章35~58節

 

神的話語鼓勵我們在過基督徒生活時,得如同處在「戰鬥」狀態,如第58節說的:要堅定不移、靈命持續增長,並記得我們的勞苦在主裡面不是徒然的。邀請您們一起探討這段經文,並在了解真理後成為自身的幫助。
 
「務要堅固,不可搖動」。在基督徒生活中,會有不同的情況叫我們的信仰搖擺。保羅勸告我們要堅固。你我有一個必須捍衛的身份,一個被託付職守的崗位;即使敵方火力強大,但逃走從來不是個選擇,由始甚至在終了得附上生命為代價,都需高舉軍旗!神的工需要願意和地獄權勢面對面的男和女,這是得在意志和靈命上堅定不移的。
 
時時進步。單單守住地盤是不夠的,我們受呼召乃是為了征服、贏得新地。敵人-撒旦只有兩個招式:撤退和逃跑,或者是承受牠的戰敗後果。在這個征戰中我們不劫持人質,接收的命令是:戰勝或使亡。並在每一次的交鋒時刻,毫無保留的使出全力。 每位門徒的成長是神的心願,祂也賜下所需的恩賜讓我們在不同的服事職務上使用,最終為讓祂的百姓得裝備。(弗四:11~13)。在各人方面,每位基督徒天天亦有他必須面對的征戰。我期望自己在打完這人生的仗後,能有使徒保羅在提摩太後書四:7裡寫的確信:「那美好的仗我已經打過了,當跑得路我已經跑盡了,所信的道我已經守住了」。
 
勞苦不是突然的。在這關係到人們的永恆生命之盛大的戰役裡,很容易覺得自己在孤軍奮戰,如同先知以利亞曾經歷過的。但是,實際上很多人也同時在這場爭戰裡,或許是跟我們在同個戰線,或許是在另外一頭。無論是哪裡、甚麼崗位, 神都在那當中保護看守。教會在地上的事工是十分重要的,因為 神藉著他們改變人們的永恆。你可能覺得自己的服事是渺小的,比如:你帶領的同學、同事、鄰居、家人之間的門徒訓練或許沒幾個人出席。然而,在 神沒有一個是微小的,祂可以藉由五個餅及兩條魚就餵飽五千人啊(馬太十四:13~21)!撒但使用不同的武器來攔阻 神的兒女可以完成被交託的事工;有時是惰性(箴言十九:24)、驕傲(箴言廿一:4),有時是對某些事物的癮,或罪的纏累(希伯來十二:1);無論是哪一種攻擊,我們都得推離它,堅持推動事工,因為我們知道 神的力量是與我們同在的。
 
具體行動:從聖經裡看到,在基督徒生活裡所該有的「堅固不搖動」,就如戰場上對士兵所要求的一樣。氣餒及其他情感上的影響,皆會變成敵人攻擊我們的武器,但我們的安慰是知道在 神裡面每個事工都是寶貴的,並且將來會有從天來的獎賞;為這個事實感謝讚美 神吧!
 
Marcelo Morales 牧師
 

 

“Firmes e Inconmovibles”

1 Corintios 15:35~58

 

La palabra de Dios nos anima a enfrentar la vida cristiana como una batalla, en la que se requiere que seamos firmes e inconmovibles, manteniendo un crecimiento espiritual constante, sin perder de vista que todo lo que hacemos por la obra es tomado en cuenta por el Señor. Los animo a explorar en la escritura para comprender estas verdades de forma personal y profunda como lo expresa el Vs. 58 de esta porción. 

 

Firmes e inconmovibles. Mientras caminamos en la vida cristiana, diversas situaciones pueden hacer tambalear nuestra fe. El Apóstol Pablo nos exhorta a mantenernos firmes. Tenemos una posición que defender, hemos sido comisionados para pelear ahí, y aunque la lucha arrecie, huir no es una opción, mantendremos en alto nuestra bandera, aunque nos cueste nuestro último aliento. La obra de Dios requiere de hombres y mujeres que se enfrenten cara a cara con el infierno, esto requiere firmeza en lo mental y en lo espiritual. Es una lucha que tendremos que enfrentar todos los días de nuestra vida, y en una campaña larga las emociones pueden traicionarnos, por lo que la palabra nos llama también a ser inconmovibles, es decir imperturbables, actuando siempre por convicción. 

 

Progresando siempre. Mantener nuestra posición no es suficiente, hemos sido llamados a conquistar, ganar terreno. Satanás solo tiene dos opciones: replegarse y huir o sufrir las consecuencias. En esta guerra no se toman prisioneros, vencer o morir es nuestra consigna. No nos guardamos para otra pelea, entregamos todo en cada enfrentamiento. El deseo de Dios para sus discípulos es que crezcan, el mismo otorgó dones necesarios para realizar diferentes formas de ministerio, a fin de que su pueblo sea entrenado en todas las disciplinas necesarias para lograrlo (Efesios 4:11-13). En lo personal, cada cristiano tiene una batalla que pelear cada día. Me encantaría terminar esa batalla con la solvencia que tuvo el Apóstol Pablo (2 Timoteo 4:7) cuando expresaba: “He peleado la buena batalla, he terminado la carrera, me he mantenido en la fe”. 

 

Su trabajo no es en vano. En una campaña tan grande como esta, de la que depende la eternidad de las personas, resulta fácil sentir que estamos solos en el enfrentamiento, como le pasó en alguna oportunidad al Profeta Elías. Pero muchos otros están peleando en esta misma guerra, junto a nosotros o en otros frentes. Dios tiene cuidado de cada batalla, de la ubicación de cada unidad táctica ministerial. El ministerio de la iglesia aquí en la tierra es extremadamente importante, debido a que Dios lo utiliza para cambiar la eternidad de la personas. El alcance de su ministerio puede parecer pequeño,…por ejemplo un grupo de discipulado con poca asistencia con sus compañeros de oficina, estudio, vecinos o familia. Pero nada en la obra de Dios es pequeño, él puede tomar cinco panes y dos peces para alimentar a cinco mil personas (Mateo 14:13-21). Satanás usa diferentes armas para evitar que los hijos de Dios cumplan con el ministerio que se les ha encomendado, en algunas ocasiones es la pereza (Proverbios 19:24), en otras puede ser el orgullo (Proverbios 21:4), para otros pueden ser las adicciones o cadenas de pecado que nos asedian (Hebreos 12:1); cualquiera que sea el caso, repelamos el ataque y avancemos en la obra ya que el poder de Dios está de nuestro lado. 

 

PASOS DE ACCION: Hemos visto en la escritura que la firmeza con la que debemos enfrentar la vida cristiana, es similar a la requerida por un soldado en batalla. El desánimo y otras afecciones emocionales pueden atacarnos, pero nos consuela que todo en la obra de Dios es valioso y tendrá una recompensa en el cielo. No dejemos de alabar y a agradecer a Dios por esta verdad. 

 

Pr. Marcelo Morales

    全站熱搜

    阿根廷活水教會 發表在 痞客邦 留言(0) 人氣()