2015年4月14日 星期二

一個盼望就已足夠

 


使徒行傳第三章1~10節

 

在前一章(二:43)裡提到使徒們行了許多神蹟奇事,而在這裡我們看到其中的一件。現在,我們將思路集中在這個可憐的人身上一會,此人出生就瘸腿,天天被人擡到聖殿,以眾人對他的同情賴以維生。他必定是個自信心低落的人,心靈的傷痛亦使他失去了盼望。但是這轉變的一天來臨了,這些人沒有攜帶錢財、食物或其他東西可以施捨給他,每個人如耶穌囑咐門徒的(可六:7-9):只隨身帶著一根木杖,身著一套衣服,腳套一雙鞋;但是,他們有一樣就算以全世界財富皆無法換取的,那就是:耶穌因祂的名、祂的榮耀及祂的尊貴所賞賜給門徒的權柄!我們信靠及服事的這位主同樣也是彼得及約翰的主;所以,如使徒一般,你我也是被呼召來讓失去盼望的人重新得著盼望,我們的任務是延續耶穌當初在地上的工:安慰憂傷、心靈破碎的人。環顧你的四周吧,你將立即發現很多人需要被愛。
 
每日的神蹟奇事應當使你我更高舉、頌讚我們的 神,如同這個得醫治的人一樣:行著、跳著、讚美 神!神的奇事每天依然行在我們當中,但是或許是我們的心盲導致無法看見。有時只需取出一本歷史的書,或拿掉悲觀的眼鏡來觀看新聞,或從網路上尋找宣教師的見證,你就可發現至今 神依然做工在我們當中。如同看到自己的生命被改變,你就更確信我們所信這位大有能力的 神所行在我們身上的,比我們所求、所想的更為豐盛。
 
具體行動: 以真誠的心禱告:「主啊!光照我的心眼,叫我看見祢在我身上、我的弟兄當中,及在這世上所行的工。我的 神,我時時刻刻都要讚美祢,因為沒有其他的神可與祢相比,也沒有任何的計畫高過於祢所行的。」
 
Marcelo Morales 牧師

 

Una esperanza que nos alcanza

Hechos 3:1~10

 

En el capítulo anterior (2:43) la narración nos informa que los apóstoles hacían muchos prodigios y señales, aquí vemos uno de ellos. Pensemos en este pobre hombre por un momento, cojo desde su nacimiento, quien tenía que ser cargado hasta el templo cada día, viviendo de la lástima que podía inspirar su lamentable estado. Este hombre con seguridad tenía una autoestima mala y baja, heridas profundas en su corazón que le habían hecho perder la esperanza. Pero un día llegaron unos hombres, que no tenían nada que darle que le sirviera para sobrevivir ese día, no llevaban dinero en su bolsa, traían consigo sólo su bastón, la túnica y las sandalias que llevaban puestas, porque así los envío Jesús (Mr. 6:7-9), pero tenían algo más grande que cualquier cosa que pudieran comprar con todo el dinero del mundo: La autoridad que Jesús les había dado para actuar en su nombre, para su gloria y para su honra. Nosotros tenemos y servimos al mismo Señor que Pedro y Juan, y así como ellos también estamos llamados a devolver la esperanza a aquellos que la han perdido, nuestro ministerio es el mismo que Jesús tuvo en esta tierra: consolar a los afligidos, a los quebrantados de corazón… mirá a tu alrededor, no tardarás en encontrar alguien que necesita ser amado. 

 

Los milagros de cada día nos deben llevar a exaltar a Dios y, alabarlo entre nuestro pueblo, como este hombre que ahora camina, salta y alaba a Dios! Los prodigios de Dios no se han detenido pero quizás los ojos de nuestro corazón están enceguecidos. Sólo tendríamos que tomar un libro de historia, leer las noticias quitándonos nuestros lentes pesimistas, buscar en internet testimonios de misioneros cristianos en lugares alejados para darnos cuenta que Dios sigue obrando, o simplemente mirar nuestra vida, nuestro carácter transformado, para afirmar que nuestro Dios es poderoso para hacer las cosas más abundantes de lo que pedimos o entendemos. 

 

PASOS DE ACCION: orá sinceramente “Señor iluminá los ojos de mi corazón para ver tu obra en mi vida, en la vida de mis hermanos y en este mundo. Te alabo mi Dios en todo tiempo porque no hay Dios como Tú, ni obras como las tuyas”. 

 

Pr. Marcelo Morales

    全站熱搜

    阿根廷活水教會 發表在 痞客邦 留言(0) 人氣()